Nextage, el robot con forma de humano japonés

Nextage, el robot con forma de humano de kawada

Son muy diversos las innovaciones que se están produciendo en el sector de la robótica Industrial, primordialmente en aplicaciones de Bin Picking y en trabajos de Pick & Place. Su desarrollo provocando que las compañías de robótica integren nuevas aplicaciones que se aproximen a las necesidades de los clientes. Sin embargo existen aplicaciones robóticas que permanecen a lo largo de los años impasibles como una de las más eficientes alternativas para la fabricación industrial. El robot Nextage es uno de ellos, un robot industrial creado por Kawada con aspecto humanoide de gran trayectoria en el continente asiático.

Nextage es un robot diseñado por la empresa japonesa Kawada Industries. Sus inicios se remontan al 2009, instante desde el que ha ido evolucionando sus prestaciones hasta lograr el modelo que conocemos en la actualidad. El robot cuenta en la zona de abajo con una plataforma cuadrada. Tiene 2 brazos útiles, además de una cabeza y un cuerpo que recuerda en cierta forma al de las personas. Una de sus principales ventajas es su sencillez a la hora de programar, incluso para quien apenas tiene experiencia en programación. Está diseñado para trabajar con gran precisión utilizando las cámaras de Visión Artificial y a los sensores de última generación que tiene instalados, que le dejan desde coger folios hasta objetos transparentes.

El robot integra 4 cámaras de Visión Artificial, 2 de ellas en la cabeza y una en cada extremo de las muñecas. Al poder visualizar las piezas desde distintos puntos, el robot es capaz de trabajar con gran calidad en sus movimientos además de realizar controles de las dimensiones de los materiales empleando la Visión en 3D. Hay que recordar que lleva más de diez años en el mercado, la aplicación de Kawada continúa siendo la solución más potente que las empresas japonesas ofrecen al sector industrial. Sus elevadas posibilidades todavía le permiten competir dentro de un sector que cada vez se halla más eclipsado por el auge de las empresas de China y de estados Unidos.